Compartir con :Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+

Human Rights Watchhrw, recientemente, ha publicado un informe sobre trata de seres humanos (TSH) con fines de explotación en el ámbito doméstico en Omán. A lo largo de 68 páginas, esta organización denuncia la grave vulneración de Derechos Humanos que viven en este país estas personas migrantes, que en su mayoría proceden de Filipinas, Indonesia, India, Bangladesh, Sri Lanka, Nepal y Etiopia. Además, HRW destaca las pocas garantías con las que cuentan una vez estas víctimas logran huir de esta situación.

A menudo, cuando se habla del delito de trata de personas se acostumbra a asociar éste a la explotación sexual. Si bien las estadísticas en general señalan esta tipología de explotación como mayoritaria, la TSH incluye otras finalidades de explotación igual de graves (extracción de órganos, matrimonios forzados, comisión de delitos, mendicidad,..). Hablar del resto de finalidades que incluye este vulneración de derechos permite visibilizar las otras realidades del mismo, unas realidades que también se dan en nuestro país.

Desde nuestra experiencia en atención integral a víctimas de trata de seres humanos, podemos afirmar que en los últimos años hemos atendido a mujeres que, al igual que las víctimas de Omán, han sido explotadas en el ámbito doméstico.